camino
Inicio / Somos / Contacto

Lápiz gráfica

Valorar.

Una de las partes fundamentales de un informe pericial es el apartado valoración. Veamos los antecedentes históricos del valor y los tipos de valores.

 

La historia del valor.

La teoría del valor ha sido durante mucho tiempo uno de los puntos fundamentales de la economía política, ya que se consideraba esencial para la comprensión del mecanismo que determina sobre el mercado el precio de los bienes y servicios.
Davanzati, Condillac y Say basaron la explicación del valor en el hecho de que los bienes poseen una utilidad tanto porque satisfacen directamente las necesidades humanas (valor de uso) como porque con los mismos pueden adquirirse otros bienes (valor de intercambio).
Locke y Marx fundamentaron el valor en el sacrificio que implican las prestaciones de trabajo requeridas para la obtención de los bienes mismos (valor de trabajo).
Adam Smith notó que si el valor dependiese sólo de la utilidad no se comprendería por qué razón el agua, tan necesaria, posee un valor de intercambio casi nulo, mientras que son altamente apreciados los diamantes, cuyo valor de uso es prácticamente nulo.
La teoría que relaciona el valor con el coste de producción no se halla en condiciones de explicar la diversa valoración que con frecuencia se atribuye a dos bienes cuya fabricación requiere aproximadamente la misma cantidad de trabajo: por ejemplo, dos cuadros, pintado uno por un pintor famoso y el otro por un aficionado.
William Stannley Jevons y Karl Menger, llegaron, independientemente y casi al mismo tiempo, a redescubrir el concepto de utilidad marginal. La importancia que un sujeto atribuye a un bien depende de la cantidad del mismo que se halla a su disposición.
En una economía desarrollada el valor de intercambio de una mercancía no viene, calculado en términos de todas las demás, sino haciendo referencia a una mercancía particular, la moneda, que asume precisamente la función de instrumento de medida del valor. Cuando el valor se expresa en términos monetarios se denomina con mas propiedad, precio.
Alfred Marshall y Vilfredo Pareto, han desplazado cada vez más el acento sobre el Calculadora y gráficaaspecto subjetivo del concepto. Llegados aquí cabe preguntarse si la investigación sobre la naturaleza y sobre la causa del valor sigue perteneciendo a la ciencia económica o más al campo de estudio de la sicología o de la sociología.
Muchos autores modernos sostienen que el valor de intercambio que ofrecen los mercados se forman a través de la acción conjunta de las demandas y ofertas individuales y que la ciencia económica debe aceptar estas condiciones como datos de hecho.
Hoy se entiende que valorar es determinar un tipo de valor de un bien usando modelos científicos, económicos y sociales que tienen en cuenta todas las características y circunstancias que le afectan.

Tipos de valores.

Valor de compra: Es el importe normal del costo de un bien que se compra en un momento determinado de la vida útil del mismo.
Valor de nuevo: Es el importe normal del costo de un bien en estado de nuevo que se compra en un momento determinado.
Valor real, venal, depreciado de venta o de mercado:  Es el valor de nuevo afectado por el índice de actualización (depreciación, vida técnica y factores de corrección), para un producto, ubicación y momento determinado. Es coincidente o próximo al valor de venta o compra habitual en el mercado.
Valor de reemplazo o sustitución: Es el valor real incrementado o disminuido en el coste de instalación, desinstalación portes etc.
Valor final residual: Es el valor que se le asigna a un objeto cuando el valor real tiende a cero. Suele asignársele un porcentaje bajo del valor de nuevo.
Valor de rescate: Es el valor residual de un objeto o conjunto de ellos tras haberles sobrevenido un siniestro.
Valor contable: Es el valor que se calcula para un bien a efectos de la contabilidad de las empresas. La normativa empleada en el cálculo la determina la legislación de la nación. Coincide con el valor de compra en el día de la adquisición con una depreciación lineal en un tiempo impuesto y con un valor al final de la amortización de cero o mínimo. En general únicamente es útil a efectos financieros y fiscales. Raramente coincide con el valor real.